Blog

Cenotes mágicos y dónde encontrarlos

 

Cenote es una palabra que viene del maya “Dzonot” o “Tz’onot” la cual significa pozo o abismo; siendo un poco más explícitos, un cenote es una formación o depósito de agua ubicado al interior o exterior de la tierra rodeado de vegetación, el cual servía como recurso para la obtención de agua y ceremonias sagradas a la antigua civilización maya.

Su creación se remonta a millones de años atrás, en donde los niveles del mar descendieron y dejaron expuesta la roca caliza del fondo marino, misma que al pasar el tiempo, se fue convirtiendo en tierra fértil propiciando que muchas especies la tomaran como su hogar, dando paso a la selva tropical y posteriormente con las lluvias y el viento la tierra se fue erosionando creando túneles subterráneos con grandes depósitos de agua en su interior (se cree que están interconectados entre sí), formando así los cenotes.

 

¿Por qué son importantes en Yucatán?

Además de su hermosa naturaleza y gran diversidad animal, por muchos años los cenotes formaron parte importante de la vida cotidiana maya, permitiendo que la civilización sobreviviera a las grandes sequías que azotaban el estado gracias a la fuente inagotable de agua limpia y además, conectando al mundo de los vivos con el inframundo, siendo lugares para orar a los dioses y oficiar ceremonias religiosas a los dioses.

 

¿Qué cenotes puedo visitar y por qué debo hacerlo?

Vivir la experiencia de estar en un cenote es casi única; desde nadar en aguas cristalinas, bucear y conocer nuevas especies, hasta practicar deportes extremos como clavados, escalar o disfrutar la vista en tirolesa son las cosas que puedes hacer cuando visites el estado; para ello te traemos 5 de los cenotes más hermosos de yucatán para que te animes a visitarlos:

 

Cenote Lol-Ha, Yaxunah

Ubicado en Yaxunah,  una comunidad de Yucatán, en este lugar puedes encontrar varios cenotes y cuevas, en los cuales puedes explorar y nadar, además de vivir la experiencia de estar en una caverna.

 

Cenote Ik Kil, Chichén Itzá.

Ik Kil es un lugar rodeado de mucha vegetación, sus escaleras de piedra te permiten llegar a los balcones en donde tienes una vista espectacular antes de llegar a la plataforma que es el acceso a sus aguas cristalinas. Para llegar a este cenote ve al Parque Ecoturístico Ik Kil  cualquier día de la semana, de 8:00 am a 5:00 pm.

 

Cenote de San Ignacio, Chocholá

Se trata de un cenote de aguas cristalinas color turquesa el cual se  encuentra en el interior de una gruta; el acceso es muy sencillo, ya que ha sido habilitado con escaleras de madera. Es ideal para hacer esnórquel y observar la abundante fauna marina que habita en el lugar, además se pueden encontrar comodidades como baños, vestidores, restaurante y áreas verdes para disfrutar un hermoso y divertido día.

 

Cenote Chelentún

Ubicado en Cuzamá a 50 minutos de Mérida se encuentra este hermoso cenote en el interior de una caverna que además cuenta con varias cuevas una más profunda que otra, con aguas tranquilas que no superan los 26 °C.

 

Cenote Xlacah, Zona Arqueológica de Dzibilchatún

En el cenote Xlacah se han encontrado vestigios como vasijas, huesos tallados y diversos objetos que eran utilizados por los mayas, está cubierto de lirios y acompañado de una gran energía debido al lugar en el que se encuentra. La profundidad varía conforme te vas adentrando al cenote y puede alcanzar hasta los 45 metros.  Es perfecto para refrescarte después de haber recorrido la zona arqueológica. Puedes llegar visitando la Gran Plaza Principal de la Zona Arqueológica de Dzibilchatúb en el horario de 8:00 am a 5:00 pm.

 

La península yucateca cuenta con más de 10,000 cenotes distribuidos en todo su territorio, cada uno con sus propias características y belleza inconfundibles, así que no te quedes sin visitar al menos uno y vivir la mejor experiencia de tu vida.

 En el próximo post, hablaremos sobre algunas leyendas acerca de los cenotes mayas así que ¡No te lo pierdas!